telefono mas
Imagen loader

CONTACTO

T: 0034 911 880 781

E:

Carretera de Fuencarral 44, Edificio 3, Local 26

28108, Alcobendas. Madrid. (SPAIN)

Ampliar mapa

Trabaja con nosotros

Dfutura

FECHA
18 abril, 2016
CATEGORÍA
ETIQUETAS

Cómo negociar con éxito en el diseño de páginas web

En el diseño web profesional, como en cualquier otra actividad empresarial, es necesario saber negociar con éxito. Estas negociaciones se realizan, fundamentalmente, con tres tipos de público: proveedores, compañeros y clientes. Los creadores de contenido y los diseñadores web tienen muy presente que el diseño de páginas web es, siempre, un trabajo en equipo.

Partiendo de las necesidades, las expectativas y los conocimientos técnicos de los promotores, el equipo creativo para el desarrollo de aplicaciones web queda formado por especialistas en marketing de contenidos, creativos, diseñadores y programadores. Todos debéis llegar a acuerdos para obtener los mejores resultados comunes.

Principios de negociación para diseñadores web

En general, la negociación se puede definir como un proceso de intercambio de comunicación en el que dos o más partes enfrentadas tratan de llegar a un acuerdo. El punto de partida debe ser, siempre, una adecuada preparación que incluye conocer bien el proyecto de página web en cuestión y, en la medida de lo posible, las características y las expectativas de los interlocutores. A partir de ahí, es posible anticiparse a las objeciones y entender cuáles son los verdaderos intereses de las otras partes.

Durante el proceso de discusión es fundamental centrarse en los intereses antes que en objetivos concretos. No se trata de imponer ningún punto de vista personal o subjetivo, sino de llegar al mejor acuerdo posible que satisfaga a todas las partes y garantice el objetivo común. En el caso del diseño de páginas web, por ejemplo, lo importante no es que se elija el layout propuesto por el negociador, sino que este cumpla realmente el resultado buscado. Esta etapa, por ello, precisa escuchar atentamente a la otra parte: no solo lo que dice, también lo que nos quiere decir. Debes hacerlo con los oídos, con los ojos y con el corazón. No puedes permitir que las interferencias en la comunicación —coyunturales, ajenas o propias— te impidan alcanzar el acuerdo que buscamos. Es esencial, en consecuencia, percibir e interpretar correctamente los signos y señales que nuestros interlocutores van lanzando: así podremos presentarles las propuestas idóneas que combinan lo que nosotros queremos con lo que ellos tratan de encontrar.

Un intercambio creativo, sin trampas ni mentiras, y en un entorno cordial son imprescindibles para cerrar un acuerdo. Algo que, cuando se trata de negociaciones para el desarrollo de aplicaciones web, todas las partes pretenden.

Tener la mejor alternativa al acuerdo negociado

La posición de fuerza en una negociación siempre la tiene la parte que cuenta con un plan B potente: es decir, aquella que menos tiene que perder si el acuerdo finalmente no se cierra. En consecuencia, en la fase de preparación resulta muy valioso estudiar todas las opciones, incluida qué vas a hacer si la negociación se rompe.